Información, Que opinan sobre dispositivos

PODS ¿Qué son? ¿Novedad o VUELTA AL PASADO?

Son muchos los dispositivos tipo POD que están saliendo al mercado, así como los líquidos de Sales de Nicotina, en este articulo detallaremos a quien están destinados estos dispositivos y su correcta utilización.

¿Que son los PODS?

POD viene del inglés y significa “contenedor” en informática por ejemplo es un “contenedor de datos”. En el mundo del Vapeo se utiliza para referirse a un tipo de dispositivo compuesto por dos elementos clave: una batería y un cartucho desechable (en lugar del tanque o atomizador). Rigurosamente hablando, en un POD el cartucho lleva incorporada de forma inseparable la resistencia, aunque hoy en día también se utiliza el termino dispositivo “POD o TIPO POD” para designar dispositivos cuya resistencia puede estar o no incorporada inseparablemente al cartucho o capsula.

¿Quien los utiliza?

Los PODS son dispositivos de vapeo muy sencillos con los que los fabricantes responden a las necesidades de ciertos usuarios: simplicidad y facilidad de uso, ya sean personas que se estén iniciando en el vapeo o vapeadores avanzados. Profundizando un poco más. estos PODS se componen de una batería interna, una electrónica que gestiona tanto el nivel de batería como la salida de potencia, y el cartucho que aloja en su interior la resistencia y actúa a la vez de depósito para almacenar el eliquido. Como en cualquier otro dispositivo la batería calienta la resistencia y este calor evapora el líquido que se aspira.

¿Por que se diseñaron?

Los PODS son dispositivos que se diseñaron específicamente para mejorar los que había en el mercado para dejar de fumar y por tanto para un tipo de calada denominada MTL o Boca Pulmón, el tipo de calada que se le suele dar al cigarrillo tradicional, también para poder incorporar mayores dosis de nicotina “sin toser” (y aquí es donde entran las sales de nicotina a las que hemos dedicado un articulo que puedes leer pinchando aquí)

Tipos de PODS

No todos los PODS son iguales, existen dispositivos automáticos, solo con aspirar se activan automáticamente generando vapor para la calada, mientras que en otros modelos es necesario pulsar el botón para accionar el funcionamiento.

También existen PODS con diferentes tipos de salida de potencia, pudiendo seleccionar el voltaje de funcionamiento que mejor se adapte a nuestras necesidades.

La mayoría de los PODS disponen de leds para indicarnos en nivel de carga de la batería en todo momento y cuando es necesario cargar la batería del dispositivo.

¿Para que sirven los cartuchos?

Los cartuchos de este tipo de dispositivos son consumibles, pues una vez finalizada su vida útil serán desechados y sustituidos por uno nuevo. Algo que es verdaderamente cómodo y practico, ya que es un proceso de lo más sencillo.

Podemos encontrar dos tipos u opciones de cartucho, los que se llaman de sistema abierto (Open System) y los de sistema cerrado. En estos últimos, poco frecuentes en España, el cartucho viene precargado con liquido y una vez se gasta el líquido no se pueden recargar y hay que sustituir el cartucho entero, mientras que los Pods de sistema abierto permiten varias recargas manuales de líquido antes de desechar el cartucho. Estos últimos son más versátiles, más fáciles de adaptar a cada usuario ya que, ofrecen mayor variedad de sabores de líquido y más opciones de niveles de concentración de nicotina para ir adecuándolas a las necesidades de cada persona y su evolución en el tiempo. Y además, suelen salir más económicos

Duración de un cartucho

Hay una pregunta que nos hacen frecuentemente es, ¿Cuánto dura un cartucho? Esta pregunta se puede entender de dos maneras:

  • Cuánto dura el líquido y cuál es la vida útil del cartucho antes de desecharlo y sustituirlo por otro.
  • En cuanto a la vida útil del cartucho, si son precargados es fácil, lo que te dura el líquido.

Sin embargo, en los POD de sistema abierto, hablar de la vida útil de cartucho, así como del consumo de líquido, es bastante complicado, porque varia dependiendo del uso y cuidado que le demos.  En promedio, el cartucho puede durar entre 10 y 20 recargas, bien cuidado incluso más.

Duración del líquido

En cuanto a cuánto dura el líquido es difícil de responder con seriedad, sería como responder a cuánto dura una botella de agua, todos entendemos que depende de cómo te lo bebas, con el eliquido pasa algo parecido. No obstante, sí es cierto que son dispositivos que, en comparación con otros, consumen poco ya que las resistencias que suelen incorporar los cartuchos no son excesivamente potentes Son resistencias de unos ohmios bastante altos ya que son dispositivos pensados para generar poco vapor, con concentraciones mas altas de nicotina y ofrecer un tipo de vapeo lo mas parecido al cigarrillo tradicional.

Ventajas de los dispositivos PODS

Actualmente hay muchos y variados tipos de PODs pero en general podemos decir que las ventajas de este tipo de dispositivo son:

  • Pequeños y ultra potables. Muy discretos
  • Superfáciles de usar, muy intuitivos
  • Reproducen muy bien el tipo de calada del cigarrillo tradicional
  • Permiten concentraciones de nicotina mas elevadas y en formato de sales manteniendo un golpe de garganta suave
  • Hay modelos desde precios muy asequibles
  • A prueba de fugas

Desventajas de los dispositivos PODS

En cuanto a los inconvenientes son muchos menos si no perdemos de vista el tipo de dispositivo que es y para lo que es:

  • Duración de la batería más corta que en los MODs. Dependiendo del POD que elijas, de lo que vayas a usarlo y de las posibilidades de recargarlo que tengas a lo largo del día te puede interesar salir de casa con un par de PODs para evitar la tentación de volver al cigarrillo convencional si te quedas sin batería y no puedes recargar.
  • Menor producción de vapor que un MOD (con resistencias bajas)

En realidad, más que ventajas y desventajas son características del producto que le hacen adecuado para un tipo de uso o para un objetivo mientras que para otros usos y objetivos hay alternativas mejores.

Conclusión final

Si lo que quieres es un dispositivo que simule muy bien la calada y el acto de fumar, que permita elevadas concentraciones de nicotina, pequeño, fácil de usar, que genere (relativamente) poco vapor y asequible tu mejor opción es el POD.

Si por el contrario la concentración de nicotina no te preocupa, prefieres un dispositivo grande, capaz de generar grandes nubes de vapor, no te preocupa o incluso prefieres manejar una electrónica más compleja (para los mecánicos hay que ser un vapeador muy avanzado) y prefieres una calada a pulmón lo tuyo es un MOD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *